Fiebre en los niños

por Farm. Germán Furch (Neuquén, Argentina) y Farm. Silvia Esper (Córdoba, Argentina)

Con el cambio estacional otoño-invierno comienzan los fríos,
los cambios bruscos de temperatura y con él las afecciones invernales:
resfríos, gripes, alergias, etc; y otros agentes agresores de nuestra salud.

Como consecuencia aumentan las consultas en centros de salud y sobre todo en farmacias, debido a que es el primer centro de consulta y atención primaria.
Una de las consultas más frecuentes que alarman a las mamás casi hasta la desesperación es la fiebre en los niños.


Las frases más comunes son “déme un paracetamol y un termómetro”, “tiene algo para la fiebre?”, “pruebo con aspirinetas”, “38 º es mucho”, ...”si le doy un antibiótico?”, “tengo miedo que convulsione” y mucho más...

Ante todo...tranquilo, atento con todo esto, no apurarse y no medicar sin indicación médica.

Qué es la Fiebre?

Hay que entender que la fiebre se origina como consecuencia o resultado de un mecanismo de defensa que tiene el organismo que es activado ante la entrada de un agente extraño.

Este agente (virus, bacteria, etc.) al atravesar las mucosas, ingresa al organismo y al ser detectado se estimula el sistema de defensa del organismo y se liberan glóbulos blancos, que para hacer más efectivo su ataque activan a los agentes pirógenos encargados de elevar la temperatura del cuerpo, y es entonces cuando la temperatura del cuerpo aumenta.

Lo que indica que el aumento de temperatura por encima de lo normal (fiebre) está colaborando para erradicar al agente agresor y es por ello que NO se recomienda bajar la temperatura.

“La fiebre es un proceso metabólico finamente regulado y controlado, que ayuda a combatir la invasión de agentes agresores, no es una enfermedad, solo un signo de alarma porque algo esta pasando”

Bondades de la Fiebre

  • Fortalece la respuesta inmunológica del enfermo, mejora la movilidad de los glóbulos blancos (son los soldaditos que identifican y combaten al agresor).
  • Afecta directamente al metabolismo de las bacterias, evitando la replicación de las mismas (inhiben la síntesis de proteínas e inactivan enzimas).

Efectos Perjudiciales de la Fiebre

  • Produce pérdida de agua a través de la piel y la respiración. Por esta causa es importante el aporte de agua para evitar la deshidratación.
  • Aumenta el metabolismo, por lo cual corren riesgo aquellos niños con afecciones cardíacas o respiratorias crónicas. En estos casos SI se justifica plenamente el uso de antitérmicos. De ser un niño sano lo tolera normalmente.
  • Produce displacer. Cuando la temperatura aumenta y pasa los 38.5ºC el niño tendrá taquicardia, dolor muscular, sudoración y molestias en general. Aunque la salud no esté en riesgo pero el estado de displacer es profundo, se puede justificar el uso de un antitérmico.

Y las Convulsiones?

Las convulsiones se asocian a la fiebre, pero no se originan por ésta.

Pueden presentarse convulsiones en niños de 3 meses a 5 años, pero sin signos de infección o causa evidente, sino por que existe una predisposición genética al trastorno.

Pueden ser:

  • Convulsiones “benignas o simples”: se manifiestan de forma breves, aisladas y generalizadas.
  • Convulsiones “complicadas”: son focales y duran más de 15 minutos con una repetición de más de 2 veces en 24 horas.
Es importante saber si el niño ha tenido convulsiones antes del año de vida o si hay antecedentes familiares de epilepsia.




Si es mayor de 6 meses y alguna vez tuvo temperatura mayor a 39ºC y no tuvo convulsiones es muy probable que nunca tenga convulsiones.

Métodos de Medición

Tenemos diferentes métodos para medir la temperatura corporal, pero cada método tiene ventajas y desventajas.

Las dos características principales a tener en cuenta son la seguridad y exactitud en la medición.

El mercado ofrece varios instrumentos:

CINTA TERMICA: es práctica, se trata de una cinta plástica cubierta con un material termo sensible, es flexible y por lo tanto soporta malos tratos, pero es el método menos exacto, digamos que se trata de un método estimativo y poco preciso por lo que no es recomendable.

TERMOMETRO DIGITAL: es un método muy elegido para uso hogareño por su fácil lectura, utilidad y al no poseer vidrio, es poco peligroso en el contacto con los niños. La exactitud depende de muchos factores (fabricante, pila, calibración) motivo por el cual a los profesionales de la salud no los convence dicho instrumento.

TERMOMETRO DE MERCURIO: es el más utilizado, hay que tener cuidado con el trato a los mismos, ya que al ser de vidrio se rompen muy fácil con golpes o movimientos bruscos. Para su uso es importante conocer algunas técnicas que de no conocerlas pueden evacuarlas en su farmacia de confianza.

Por ejemplo, en niños menores de 6 meses se recomienda colocar el bulbo debajo de la axila y el resto del termómetro en forma paralela con el brazo (apretado entre el tronco y su bracito). Debe tomarse por lo menos 5 minutos.En niños mayores de 6 meses en forma tradicional (bulbo en la axila y el resto del termómetro hacia adelante).

Siempre verificar antes de cualquier medición que el mercurio se encuentre por debajo de 35ºC.

TERMOMETRO TIMPANICO: es el más moderno y seguro.Mide la temperatura que tiene la membrana timpánica (membrana que separa el oído medio del oído externo).

La temperatura que percibe este termómetro es la temperatura central (la temperatura con la que la sangre sale del corazón). Todos los métodos anteriores detectan la temperatura de la piel lo cual es un reflejo de la temperatura central. Son de alto costos y pocas marcas lo fabrican.

TEMPERATURA RECTAL: este método no se recomienda en el hogar, es solo aplicado por médicos y como ayuda para determinar diagnósticos específicos (por ej. apendicitis)


IMPORTANTE: siempre se debe tomar la temperatura con el mismo método e instrumento, para que los datos obtenidos sean comparables y así el médico podrá utilizar dichas lecturas para un mejor diagnóstico.

En la “planilla de lecturas” donde anotamos las diferentes temperaturas debe asentarse la hora y la correspondiente lectura de temperatura. Y en caso de que se administre medicación también debe quedar asentado o anotado..

Planilla Tipo para el Hogar


Cómo bajar la Temperatura

En caso que sea necesario bajar la temperatura (ver al pie de este artículo las recomendaciones del pediatra) se puede aplicar un método físico o medicamentoso.

Métodos Físicos

  • Baños con agua tibia o templada
  • Reposo en cama.
  • Ropa liviana
  • Mucha hidratación y dieta equilibrada

No utilizar baños fríos, ni masajes con alcohol (producen vasoconstricción y evitan la pérdida de calor). Estos métodos pueden generar hipotermia y escalofríos, entonces el cuerpo como respuesta a dicho estímulo aumentará la temperatura, provocando el efecto contrario al que se buscaba.

Medicamentos Antitérmicos

Los medicamentos más elegidos y recomendados por médicos pediatras son:

Paracetamol: bajo la presentación de gotas, suspensión y comprimidos masticables, es el antitérmico que menos reacciones adversas presenta pero quizás sea también el más suave en su acción de bajar la temperatura. Actúa a nivel central, inhibiendo la síntesis de prostaglandinas, no siendo eficaz a nivel periférico (pulmón, mucosa gástrica). Es de elección en infecciones virales y en prevención de fiebre post-vacuna ya que de no ser necesario bajar la temperatura, no lo hará, evitando así la descompensación por hipotermia.

Importante a tener en cuenta: presenta un alto índice de intoxicación por auto medicación y por aumento de dosis ante la falta de respuesta. Tiene marcada acción sobre la acción antitérmica y analgésica, pero no antiinflamatoria. Una característica importante es que no produce molestias gástricas..

Ibuprofeno: Junto con el paracetamol es el más elegido por los pediatras para tratar la fiebre y otras dolencias menores. Es más efectivo y tiene buena tolerancia. Produce descenso de la temperatura manteniendo el efecto por más tiempo y tiene mayor acción analgésica y antiinflamatoria.

Aspirina: NO administrar este medicamento en casos de patologías virósicas como gripe, las eruptivas o la parotiditis, porque puede producir una hepatitis tóxica fulminante (síndrome de Reye). Entonces, no usarlo sin tener conocimiento de la causa de la fiebre..

Dipirona: es eficaz pero tiene posibles efectos adversos importantes (disminuye los glóbulos blancos en sangre), por lo que no es el antitérmico de primera elección y que da reservado para aquellos casos en los que la temperatura no baja con los antitérmicos habituales.



.......................................................................................................

Importantes Recomendaciones del Dr. Martín Gruenberg , Médico Pediatra

  • El único motivo para bajar la fiebre es el disconfort, por lo tanto si tu hijo se encuentra jugando tranquilo o durmiendo, aún con fiebre, no lo deberías molestar para darle una medicación.
  • Ninguna temperatura es peligrosa para el cerebro, al ser un mecanismo de defensa, no produce complicaciones, lesiones, trastornos ni problema alguno.
  • Si tu hijo tiene menos de 38°5, y se encuentra tranquilo, jugando o durmiendo, lo debes desabrigar y dejar tranquilo.
  • Si la temperatura asciende de 38°5, y se pone sudoroso, agitado, taquicárdico y quejoso, puedes comenzar a bajar la temperatura con un baño tibio, y al mismo tiempo administrar el antitérmico más seguro que es el paracetamol.
  • El paracetamol (Termofren, Paracetamol Raffo, Causalon, etc.) se administra a 2 gotas por cada kilo de peso del chico, cada 6 horas.
  • En el caso de que la temperatura ascienda nuevamente antes de las 6 horas de cumplida la dosis, NUNCA SE DEBE ADELANTAR LA DOSIS DEL ANTITÉRMICO, ya que eso es como dar una dosis mayor a la recomendada, aumentando las posibilidades de efectos tóxicos.
  • En el caso de que a las 6 horas la fiebre no volviera a subir, o subió menos de 38°5, entonces no debemos darle una nueva dosis, sino que debemos esperar a que se justifique medicarlo.
  • ¿Y qué pasa si el pediatra lo revisó, diagnosticó una infección, predijo que continuará con fiebre 24 hs. o más, y a pesar de los antitérmicos la fiebre no baja? Entonces se debe contener, aliviar, tranquilizar, acompañar, pero de ninguna manera empezar con una carrera loca de consulta con médicos, parientes, vecinos, hasta que alguien le indique otros antitérmicos más efectivos (muchos de los cuales son los mismos que ya está el chico tomando con distinto nombre) o en el peor de los casos un antibiótico que no precisa.
  • El Paracetamol es uno de los antitérmicos más seguros, pero lamentablemente no es el más efectivo. Si a pesar del paracetamol, continua con mucha fiebre, se puede rotar a la Dipirona que es uno de los antitérmicos más efectivos.
  • ...
    .....
    Fuentes:
    Asociación Española de Pediatría: www.aepap.org
    http://www.pediatradefamilia.com.ar/
    http://www.tubotica.net/
    Manual Merck.

    ...

    Importante!!!

    El objetivo de Foro Farmacéutico es orientar acerca de las dudas que pudieran surgir relacionadas con medicamentos y tratamientos indicados por un médico.

    No se responderán consultas solicitando diagnósticos ni tratamientos por no ser ésa la función del Farmacéutico sino del Médico.



    Afecciones más comunes

    Compendio de afecciones de frecuente consulta en la oficina de farmacia.
    El farmacéutico encontrará de cada afección: definición, clínica, diagnóstico, etiología, prevención, tratamiento, rol del farmacéutico y cuándo derivar al médico.

    Enfermedades Coronarias: test de medición de riesgo

    Qué probabilidades tiene usted de padecer una enfermedad coronaria ?
    Haga el test haciendo click aquí.

    Glaucoma: test de medición de riesgo

    Qué probabilidad hay de que sus problemas de vista se deban al glaucoma?
    Haga el test haciendo click aquí.