El llanto del bebé. Cólicos del lactante

por Farm. Silvia Esper (Córdoba - Argentina)


El llanto del bebé es su natural manera de comunicar sus necesidades, pero en ocasiones puede llorar durante horas, sin consuelo y con señales de dolor, generando en mamás y papás intensas sensaciones de impotencia y frustración.

Los cólicos del lactante son repentinos ataques de llanto sin causa aparente acompañados por flexiones de brazos y piernas, con enrojecimiento de la piel.

Pueden durar 2 ó más horas.

Aparecen por lo general durante la tarde y noche, repitiéndose varias veces en la semana.

Se llaman así por la similitud con los cólicos intestinales de los adultos, pero no se sabe exactamente la causa que los provoca. Se cree que se deben a la inmadurez del aparato digestivo del bebé que provoca espasmos, más otros factores que desencadenan el repentino ataque de llanto.

Si bien no se sabe con certeza la causa, los bebés con cólicos tienen estreñimiento y muchos gases. Se pensaba que los gases causaban los cólicos, pero en realidad es un círculo vicioso: se producen los cólicos (por gases u otra causa), el bebé llora, traga mucho aire y eso provoca un aumento de gases, dolor y llanto.

Los cólicos aparecen durante los primeros 4 meses de vida, en un 25 a 40% de bebés sanos en los que se han descartado otros diagnósticos como hernias, reflujo u otros problemas y lo sufren tanto bebés alimentados con el pecho como con mamadera.


Medidas de prevención

Generales

  • Al alimentarse el bebé no debe tragar aire, debe succionar cómodamente el pezón, o si usa mamadera el orificio de la tetina no debe ser muy grande.
  • Después de alimentarlo debe ayudarle a despedir el aire dándole suaves palmaditas en la espalda para que eructe.
  • Si no eructa a los pocos minutos no continúe, es posible que no haya tragado aire y el golpeteo prolongado puede hacerle regurgitar.

En lactancia materna

Es un error cambiar al bebé de un pecho al otro a los pocos minutos de empezar a mamar, porque al comienzo de cada mamada la leche es rica en lactosa y baja en grasas por lo que no tiene el adecuado poder de saciedad y si se lo saca antes de que baje la leche más “energética”, recibirá del otro pecho también una leche pobre en energía. El bebé muy pronto sentirá hambre y llorará.

Además en el intestino la leche rica en lactosa y pobre en grasas provoca más gases. Debe dejarlo mamar de un pecho hasta que esté satisfecho o se duerma, y ofrecerle el otro pecho cuando él lo requiera.

Las mamás fumadoras deben evitar hacerlo durante la lactancia porque el cigarrillo influye en las hormonas productoras de leche y se produce menos leche de lo que necesita el bebé.

A través de la leche materna pueden transmitirse al bebé sustancias ingeridas por la madre que podrían desencadenar los cólicos, por lo que la mamá que amamanta debe evitar consumir cafeína, alcohol, energizantes y medicamentos sin supervisión médica.


En lactancia con mamadera

  • Extremar la higiene al prepararla.
  • No darle nunca restos de leche guardados.
  • Utilizar el contenido de las leches en polvo antes de los 30 días después de abrir el envase porque no son esterilizadas y están expuestas a contaminación durante las preparaciones.
  • Mantener limpia y seca la medida para preparar y no guardarla dentro del envase en contacto con la leche.
  • Si la fórmula usada le provoca estreñimiento y gases, pídale al pediatra que se la cambie hasta dar con una que no le provoque molestias. Cada bebé reacciona diferente y lo que a unos les cae bien, a otros puede que no.

Qué hacer ante un cólico

  • Cálmese. Su bebé la necesita tranquila.
  • Ayúdele a relajarse y a expulsar los gases.
  • Hágale suaves masajes o palmaditas en la espalda o la pancita teniéndolo sentado o acostado boca abajo sobre su falda.
  • Hágale suaves flexiones con sus piernitas como si pedaleara estando acostado de espaldas.
  • Los movimientos vibratorios como un paseo en auto o en su cochecito, o mecer su cuna, sirven para relajarlo, al igual que los “sonidos blancos” emitidos por aparatos especiales o por un ventilador, lavarropas, secador de pelo, el correr del agua o alguna música suave.
  • Álcelo. Camine meciéndolo en sus brazos. Háblele con dulzura. Mímelo.
  • No le dé medicamentos. Durante el cólico no son efectivos los antiflatulentos ni los tranquilizantes.
  • No le dé a beber infusiones que pueden ser nocivas para el bebé, como paico, manzanilla, menta, burrito, ruda, ni ninguna otra y está totalmente prohibido el tradicional anís estrellado, que es altamente tóxico.

Cuándo acudir al médico ante un llanto tipo cólico

Si el bebé presenta alguno de estos síntomas:

  • vómitos
  • diarrea
  • palidez
  • decaimiento intenso
  • fiebre de 38º o más
  • si sospecha que el llanto puede no ser producido por cólicos sino por otra causa

Importante!!!

El objetivo de Foro Farmacéutico es orientar acerca de las dudas que pudieran surgir relacionadas con medicamentos y tratamientos indicados por un médico.

No se responderán consultas solicitando diagnósticos ni tratamientos por no ser ésa la función del Farmacéutico sino del Médico.



Se ha producido un error en este gadget.

Afecciones más comunes

Compendio de afecciones de frecuente consulta en la oficina de farmacia.
El farmacéutico encontrará de cada afección: definición, clínica, diagnóstico, etiología, prevención, tratamiento, rol del farmacéutico y cuándo derivar al médico.

Enfermedades Coronarias: test de medición de riesgo

Qué probabilidades tiene usted de padecer una enfermedad coronaria ?
Haga el test haciendo click aquí.

Glaucoma: test de medición de riesgo

Qué probabilidad hay de que sus problemas de vista se deban al glaucoma?
Haga el test haciendo click aquí.